LA CONSERVACIÓN Y RECUPERACIÓN DE LOS NÚCLEOS HISTÓRICOS TRADICIONALES. UN RETO PARA NUESTROS PUEBLOS

En el artículo invitado de hoy, el arquitecto y especialista en patrimonio arquitectónico, Javier Hidalgo Mora, nos ofrece una valoración personal y profesional sobre la gestión y puesta en valor de los centros históricos y la arquitectura tradicional de nuestros pueblos, a partir de su reciente visita a Quart de Poblet.

A todos nos ha pasado alguna vez que paseando por las calles de nuestro pueblo, nos hemos preguntado por qué todo ha cambiado y ya nada se parece a lo que vemos en las fotografías que cuelgan en las paredes del comedor de la abuela o en el bar de la plaza. ¿Dónde están esas entrañables casas encaladas, esas bonitas calles o esas magníficas plazas que durante décadas, siglos incluso, caracterizaron nuestros pueblos? La mayoría ya no existen o se han transformado, y algunos dirán que es la inevitable consecuencia del progreso, que no hay que exagerar, que no todo ha desaparecido y que aún resisten en pie casas como la del portón de madera en mitad del carrer de l’Alcota o esa tan bonita en la avinguda de l’Antic Regne, al lado de la casa de Rosita l’espardenyera donde tenía el taller el corretger. Y sí, resisten con dignidad, pero hace años que allí no vive nadie y la semana pasada un señor de una inmobiliaria colgó sendos carteles de “se vende”, lo que teniendo en cuenta el estado de ambos edificios nos hace presagiar (otra vez) lo peor.

Esta es la historia de muchos de nuestros pueblos en los que poco a poco se ha ido sustituyendo su bella arquitectura tradicional por mediocres e impersonales edificios construidos con el único objetivo de exprimir la edificabilidad, rentabilizando al máximo la superficie del solar en el que se construye. Así se ha producido la sustitución indiscriminada de inmuebles o su alteración inadecuada, desvirtuándolos y desfigurándolos hasta convertirlos en grotescas caricaturas de sí mismos.

Casa del corretger en la Avinguda del Antic Regne de València)

Casa del corretger en l’Avinguda Antic Regne de València. Quart de Poblet

Podemos buscar todos los responsables que queramos, siempre hay un político al que echarle la culpa, unos promotores sin escrúpulos o unos técnicos y constructores sin demasiada sensibilidad y con pocas ganas de llevar la contraria a sus clientes, ya sabéis “qui paga mana”. Pero la realidad es que hemos sido todos, simples ciudadanos, los que durante demasiados años hemos permitido, cuando no incentivado y promovido, que esto ocurra. Sin embargo, no es éste el momento de buscar culpables de algo que no tiene vuelta atrás, es el momento de encontrar soluciones entre todos, cada uno desde su posición ejerciendo la responsabilidad que le corresponde, para intentar conservar y recuperar la identidad de nuestros pueblos a través de su arquitectura característica.

Solar Carrer Alcota

Unos de los muchos solares existentes en Quart, consecuencia del derribo de construcciones tradicionales poco “rentables” económicamente.

01 (Uno de los muchos solares existentes en Quart, consecuencia del derribo de construcciones tradicionales poco “rentables” económicamente)

Otro solar en pleno centro histórico de Quart de Poblet (C/ Hernán Cortés).

Y para conseguir este objetivo uno de los grandes problemas con los que nos encontramos es la ausencia de una cultura de gestión de los núcleos históricos y tradicionales.

Las administraciones locales deben considerar el valor patrimonial de sus pueblos. Y la gestión municipal, en especial en materia de urbanismo, debe buscar una orientación integral que tenga especialmente en cuenta los valores patrimoniales de sus núcleos históricos y tradicionales.

Ahora es el momento de parar y reflexionar; tras una época de borrachera urbanística y edificatoria en la que parecía que todo valía con tal de obtener un rápido beneficio, sin tener en cuenta la sostenibilidad de un modelo económico que ha resultado desastroso para nuestro patrimonio más frágil y que ha provocado pérdidas irreparables de carácter cultural, social y económico.

Aquesta presentació amb diapositives necessita JavaScript.

Lamentablemente Quart de Poblet no ha sido una excepción; prácticamente nada queda de los importantes edificios medievales que sabemos que existieron, y pocos los testimonios que quedan de las viviendas que conformaron el Quart de aquellos tiempos. Tampoco han llegado hasta nosotros algunos añorados edificios como el palau del marqués del Tremolar, el más destacado ejemplo de la arquitectura burguesa fruto del crecimiento económico que experimentó Quart a mediados del siglo XIX, una de las épocas más relevantes para la ciudad. Sólo algunas de las “casas de pueblo” que configuraron el Quart de finales del siglo XIX y principios del XX perviven hoy en el casco antiguo y en el ensanche de mediados del XIX, donde se desarrolló una arquitectura residencial burguesa de gran interés, reflejo de los gustos modernistas de carácter ecléctico tan en boga en la sociedad valenciana de la época, con magníficos ejemplos como los del carrer l’Estació o la Avinguda Antic Regne de Valencia.

03_b (Carrer Rossinyol de Quart, que todavía conserva su trazado medieval original)

Carrer Rossinyol de Quart, que todavía conserva su trazado medieval original.

Pero por desgracia, y a pesar de todo lo ocurrido, siguen cometiéndose excesos y atentados contra nuestros núcleos históricos, especialmente en los pequeños pueblos, alejados de las ciudades y por lo tanto ajenos al interés de los medios. Por ello y para evitar que esta situación continúe como hasta ahora es necesario trabajar desde distintos frentes.

En primer lugar desde la educación, poca gente ama aquello que no conoce, en cambio su comprensión facilita la identificación de los ciudadanos con los valores patrimoniales y posibilita que la población se implique en su defensa y promoción. La participación y el compromiso de la ciudadanía son imprescindibles para conservar y recuperar nuestros pueblos, y por lo tanto deben ser estimulados todo lo posible.

En segundo lugar es fundamental actuar a través de las políticas municipales, potenciando la realización de estudios técnicos y científicos multidisciplinares sobre los pueblos y su patrimonio, de los cuales los Catálogos de Protecciones son su reflejo jurídico y legal, además de ser herramientas valiosísimas para el desarrollo de cualquier iniciativa posterior. Al mismo tiempo, se deben llevar a cabo políticas de valorización del patrimonio edificado, destinando parte del presupuesto municipal a su restauración y recuperación, implementando usos compatibles con sus valores patrimoniales, que repercutan socialmente en el municipio e incentivando la iniciativa privada, lícita y deseable siempre que actúe desde la responsabilidad y respeto al patrimonio.

En tercer lugar es fundamental promover incentivos y subvenciones económicas encaminadas a la rehabilitación responsable, teniendo en cuenta que estas ayudas no deben orientarse sólo al apoyo de soluciones puntuales, sino que también deben incentivar el conocimiento, fomentar el estudio y la investigación, creando una base desde la que trabajar con una perspectiva global y planificada para obtener resultados sostenibles a medio y largo plazo.

04 (Centro de convivencia “El casino”, ejemplo de patrimonio recuperado para el pueblo de Quart)

Centro de Convivencia “El Casino”, patrimonio recuperado para el pueblo de Quart.

En definitiva, la conservación de nuestros núcleos históricos tradicionales sólo puede ser eficaz si se integra en una política coherente de desarrollo económico y social, y si se tiene en cuenta en el planeamiento territorial y urbanístico a todos los niveles, contando con la ciudadanía como parte activa de todo el proceso. Afortunadamente podemos decir que es mucho lo que aún podemos preservar, es hora de mirar hacia delante y de ponernos manos a la obra, es hora de recuperar, restaurar, valorizar y difundir nuestro patrimonio más frágil con el objetivo de garantizar la pervivencia de nuestros núcleos históricos tradicionales para las generaciones futuras. Si trabajamos juntos todavía estamos a tiempo de conseguir que la casa del portón del carrer de l’Alcota, la del corretger de la Avinguda del Antic Regne de València, y muchas otras que todavía embellecen y dignifican nuestros pueblos, no desaparezcan para siempre.

Javier Hidalgo Mora 

Arquitecto

 

Anuncis

One response to “LA CONSERVACIÓN Y RECUPERACIÓN DE LOS NÚCLEOS HISTÓRICOS TRADICIONALES. UN RETO PARA NUESTROS PUEBLOS

  1. Retroenllaç: Senyalització d’elements patrimonials a Quart de Poblet | quart de poblet: història i patrimoni·

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s