Hemeroteca histórica: Quart fue noticia…

La hemeroteca es una fuente de información destacada para conocer la sociedad de mediados del siglo XIX y la transición al XX, al tratarse de una etapa histórica donde ya no se puede recurrir a las fuentes orales. La prensa escrita era y es un recurso básico en la comunicación y la información. Los periódicos destacan como instrumento básico para estar al día de noticias locales y también como puerta de acceso a otros mundos.

En este texto recopilamos el artículo que se publicó en el extra que Levante-EMV elabora cada año con motivo de las fiestas patronales de Quart de Poblet, y en el cual se ofrecía un repaso a la prensa histórica con acontecimientos destacados, curiosos e incluso escalofriantes que fueron noticia en Quart. Publicándolo de nuevo aquí,  aprovechamos el soporte digital para incidir en algunos temas y para añadir una parte gráfica más detallada.

Una de las grandes infraestructuras que modificó la vida en Quart a finales del siglo XIX fue la vía férrea, y como tal, la prensa se hizo eco de este acontecimiento. Así, el 28 de abril de 1882, la prensa informaba de un gran avance para la evolución del municipio: «Se han inaugurado en el pueblo de Cuart de Poblet las obras del ferrocarril de Valencia a Liria a cuyo acto asistió numerosa gentío». Ese año la Compañía de Ferrocarriles de Valencia y Aragón inició las obras de la vía férrea, que entró en servicio el 22 de mayo de 1889. También fue destacada la solemne inauguración del Casino en agosto de 1911, que la prensa recoge con todo lujo de detalle.

Sin embargo, para ganarse un hueco en el papel tabloide de la época no eran precisas faraónicas obras ni fastuosas celebraciones. Los temas cotidianos y los sucesos diarios hacían que los municipios salieran retratados en la prensa decimonónica y de principios del siglo XX. Presentamos a continuación una interesante y nutrida selección de retazos de hemeroteca que nos ayudará a perfilar el Quart de aquellos años.

Muchos sabrán que en 1922 el tranvía llegó a Quart, justo a la entrada del pueblo, a «Les Casetes» y que hubo que esperar hasta 1925 para su llegada hasta el Casino. Aunque pocos conocerán que en 1932 Quart de Poblet fue noticia porque el entonces presidente de la República, Alcalá Zamora, en su trayecto hacia Utiel para inaugurar el pantano Blasco Ibáñez —actual embalse de Benageber— pasó por Quart, «donde el coche presidencial sufrió un pinchazo…».

Y es que Quart es y ha sido lugar de paso. Ya a finales del siglo XIX, una Real Orden de 1885, que marcaba las etapas que debían fijarse en las marchas ordinarias de tropas españolas, establecía Quart como etapa en el itinerario de Cuenca a Valencia por Minglanilla. Por esa misma época (mayo 1867), se publicitaba que la secretaria de Quart quedaba vacante con un presupuesto de 400 escudos. Y a las pocas semanas, era noticia el hecho que Quart se agregara junto con Manises al Juzgado de Torrente; con anterioridad ambos municipios pertenecían al partido judicial de Moncada.

Una de las referencias más antiguas que hemos encontrado en la prensa, data de abril de 1838, cuando según parece Atilano Jalve «remató un molino harinero y arrocero con 3 muelas (1 de arroz y dos de trigo) en Quart; y dos hanegadas de tierra-huerta en la partida de la Noria, del convento de San Vicente de la Roqueta».

  • EL CÓLERA Y EL VINO ADULTERADO en 1885

En 1885 la gran epidemia de cólera que azotaba Valencia también hizo estragos en Quart, donde durante ese verano se infectaron varias decenas de vecinos. Seis brotes de cólera afectaron Valencia en el S. XIX, siendo el de 1885 de los más dramáticos porque producía la muerte a dos de cada 3 contagiados. Igual que ya había pasado en otras situaciones límite, el final de la epidemia de cólera en Quart fue atribuido a la gracia de Sant Onofre, que sería declarado posteriormente patrón del municipio.

Curiosamente en este mismo verano de 1885, también se detectaron una treintena de «invasiones» pero, pese a la sospecha médica inicial, que apuntaba a nuevos casos de cólera, el caso derivó en un envenenamiento masivo por vino adulterado, que fue recogido por la prensa durante varios días.

Los envenenamientos en Quart, sufridos en septiembre de 1885, fueron de interés mediático. En septiembre el médico del pueblo [D. Vicente Moreno] observó como una treintena de vecinos sufrían cólicos «confundibles con el cólera». Aunque «la diferencia de clase de los enfermos, su distinto régimen alimenticio y la uniformidad con que en todos se presenta la dolencia le llamaron poderosamente la atención». Se informó al gobernador que mandó al Dr. Rica. Ambos facultativos diagnosticaron que esos cólicos se debían al consumo de vino adulterado con sales de plomo. Se localizó la taberna del pueblo que fue foco de los envenenamientos y se precintó. La noche del 24 de septiembre, tal y como recoge la prensa, el tabernero entró a su local para romper el lacrado de los toneles, pero fue detenido por la Guardia Civil. Según la hemeroteca, a finales de septiembre los intoxicados en Quart eran ya 34 y «de los enfermos murieron por envenenamiento 3 o 4». Además también se alertaba que «casi todos los enfermos pertenecen a la clase obrera siendo de temer, si no se adoptan medidas, un atentado contra el tabernero que despachó el vino». El origen del envenenamiento fue debido a «que hace 4 meses [mayo 1885] recorrió el pueblo un francés vendiendo drogas para mejorar las condiciones del vino». El análisis de esos caldos adulterados concluyó que contenían «alcohol, agua, yeso y materias colorantes tan nocivas como el acetato de mercurio».

Gracias al testimonio de Cento Sancho hemos podido saber que, probablemente, la taberna afectada pudo ser la que había en els Quatre Cantons (cruce de las calles L’Alcota, Verge del Pilar, la Torreta y Hernán Cortés). Según contaba su padre, el tío Pep Sancho, el tabernero mantenía que él no era responsable e intentó vaciar los toneles de vino, que tenía en la taberna, para que rodara el vino por la calle hasta la acequia de Faitanar; pero esa noche la guardia civil lo detuvo tal y como recoge la prensa de la época. Al final no le metieron en la cárcel; parece ser que pudo interceder por él el tío Xarnego, que fue Juez de Paz; y como agradecimiento el tabernero le regaló a éste “un barrilet de cognac del més bo“, como recordaba Pep Sancho.”

  • SUCESOS: muertes, riñas, asesinatos, accidentes…

Los sucesos han hecho en varias ocasiones que el nombre de Quart salte a las publicaciones escritas. En 1879 Juan Zorrilla Coll, vecino de Quart de 58 años, viudo y atunero de profesión, ingresó en la prisión de las Torres de Serranos. Su último crimen fue el 9 de noviembre de 1878, cuando apuñaló a su cuñada de 44 años, de quien estaba enamorado, en la tienda de salazón en la que ambos trabajaban en la Calle Serranos. Fue condenado a garrote. Le apodaron el asesino de la atunera de Serranos, y se ha ganado todo nuestro interés para un próximo artículo de investigación.

Sin embargo, si hay un suceso que hizo correr ríos de tinta ese fue el de la sangrienta «Nit dels Morts» de 1902. La prensa de todo el país se hizo eco de «la sangrienta colisión por motivos y rivalidades políticas» que ocurrió en las calles de Quart el 13 de abril de 1902. El exdiputado liberal Onofre Valldecabres obsequió a sus amigos y camaradas con una cena por San Vicente. Terminada la cena la mayoría fueron a la Cooperativa La Paz, pero varios se trasladaron al cafetín de la plaza del Dau, donde había algunos republicanos. Allí se encontraron con El Pelat, empleado de J. Bautista Valldecabres Rodrigo (cacique conservador y sobrino de Onofre) y se entabló una disputa verbal que siguió en la plaza, donde se convirtió en un «verdadero campo de batalla a navajazos y tiros», «confundiéndose los estampidos de las armas con los ayes de los moribundos y los rugidos de los hombres que se destrozaban». Hubo 4 muertos y 8 heridos. Al amanecer acudió el juez. Se hicieron 40 detenciones y se confiscaron 50 armas. La Guardia Civil ocupó el pueblo y tomó declaración a más de 70 vecinos. «Cuart ofrecía el aspecto de una población tomada militarmente después de un combate», recogían los periodistas de la época. La prensa hizo seguimiento de las diligencias hasta la sentencia en 1904. Los autores fueron procesados. Éste suceso ha sido estudiado reiteradamente por los historiadores locales; aunque como Griñó apuntaba “mai ningú ha aprofundit el necessari per desvetllar i trobar l’arrel…“. Habrá que seguir investigando para esclarecer las sombras que aún desdibujan este siniestro resultado del caciquismo local de principios de siglo XX.

Destaca en la prensa de la época el lenguaje y el estilo periodístico muy distantes del actual. Así crónicas de sucesos de Quart, como la del 18 de agosto de 1895, “A Cuba nadando…” que relata como Francisco Espinosa [Espinós] Valldecabres, de 33 años, deseoso de viajar, se arrojó al mar y fue rescatado por la Guardia Civil: «creyóse en un principio que se trataba de un suicida, pero al ser interrogado respondió que quería ir a Cuba. El infeliz tiene trastornadas las facultades mentales».

También la longevidad de algunas quarteras ha sido noticia, como Josefa Hueso y Piles, que residía en Campanar y que aparecía en el padrón de Valencia como la segunda mujer más longeva con «104 y medio años». Según informaba el diario del 29 abril 1862, “es viuda de primeras nupcias, con 6 hijos, se ha dedicado a faenas domésticas, ha vivido en habitaciones bajas, secas y ventiladas, en climas secos y templados, haciendo uso de alimentos ligeros y poco grasosos, y bebiendo vino puro en las comidas, y agua muy fresca en todas las estaciones”; quién sabe, quizás estos eran los secretos de su longevidad.

En 1888, otra quartera fue noticia por su fecundidad. Josefa Fita y Cotino, de 22 años y casada con un jornalero «ha tenido 4 partos y siempre dos criaturas en cada uno» en cuatro años de matrimonio.

Curiosidad mediática generó además, el viaje a Barcelona de cuatro niños de Quart en 1889 (sufragado por la Comisión Provincial de Valencia), que fueron mordidos por un perro y que tuvieron que someterse a tratamiento antirábico en el prestigioso Instituto Microbiológico del Dr. Ferrán en la ciudad condal.

También se ganó su espacio en las páginas de La Opinión, José Giner de Quart, cuando en 1883 tuvo cartas retenidas en la administración principal de correos de Baleares por falta de franqueo. Y en 1889 Ramón Valldecabres, que fue retratado en la prensa acusado de robos de ropas y alhajas en Borriana, y «capturado por la benemérita con algunas papeletas de préstamo».

El 5 marzo 1903 Baltasar Lerma escribía, agradecido, una carta en prensa al popular, entonces, Dr. Garcerá.

Los accidentes, chismes y anécdotas salpicaban los periódicos a principios del siglo XX. El 7 de abril de 1904 la prensa de la época contó una desgracia ocurrida en la central eléctrica que la compañía Volta Eléctrica Valenciana había instalado en el municipio, «dicen de Cuart de Poblet que fue hallado el cadáver del portero de la fábrica de electricidad en la acequia donde desagua el condensador». Unos meses más tarde una nueva muerte ocurrió en el municipio, y según cuenta la prensa del 14 de noviembre de 1904: «En la fábrica de harinas que la señora viuda e hijos de D. Pedro Rubio posee en Cuart de Poblet, el volante de una máquina ha arrollado a un niño de 12 años, Rafael Monzó Maños, que ha muerto en el acto».

En febrero de 1915 un temporal azotó la península y en Quart el huracán derribó un gran almacén dejando 19 heridos y un muerto. Según recogían los diarios el 22 de febrero «A las 8,25 de la mañana hora en que el viento borrascoso ha cobrado caracteres de huracán, se ha hundido la cubierta y parte de los muros laterales del almacén de confección de cajas de naranjas que don José Coll posee en Cuart de Poblet». El incidente fue seguido con expectación durante días, a la espera de noticias sobre los heridos…

Durante los primeros años del siglo XX la conflictividad socio-política y la violencia eran también recogidas por la prensa. Así especialmente en 1903 y 1904 riñas, amenazas de muerte y asaltos en Quart fueron noticia en repetidas ocasiones. El 10 marzo 1903 la prensa recoge el incidente entre Rafael Olmos Hernández y su convecino Francisco Castro Esteper, a quien el primero había amenazó de muerte  «no pudiendo realizar sus propósitos merced a la presencia de la Guardia Civil». En octubre de 1904, se produjo un asalto en la carretera de Quart, que también tuvo su eco en la prensa de la época: «Ayer fue sorprendido por tres desconocidos en la carretera de Cuart de Poblet, junto a la primera caseta de peones camineros, un carretero vecino de Godelleta, llamado José Tarín». No sería el único incidente pues como aseguraba la prensa «en dicha carretera se vienen repitiendo los asaltos con notable frecuencia». No obstante, el suceso más destacado en Quart por estas fechas fue la ya mencionada “Nit dels Morts”.

El 8 de junio de 1903 algunos periódicos publicaban el resultado de las elecciones a diputado provincial del distrito de Torrent; siendo vencedor, Don Juan Bautista Valldecabres con 6539 votos. En octubre de ese mismo año, bajo de presidencia de J.B. Valldecabres las comunidades de regantes interesadas en la construcción del pantano de Buseo se reunen y acuerdan que la Acequia de Quart aporte el 52% del coste del pantano, repartido por hanegadas.

  • DEPORTES: el ciclismo, el fútbol y la pilota

Los deportes han distinguido desde antaño a este municipio y así lo señalaba desde sus páginas la prensa escrita de la época. El 7 de junio de 1903 se celebró el Campeonato de la Unión Velopédica Española: carrera de fondo de 100km por la carretera de Madrid a Castellón; siendo Quart de Poblet el punto de meta. El 21 de junio de 1903 también se celebró la carrera de fondo de 100 km que organizaba el Club Ciclista Valenciano; la prueba comenzó a las 6,50 horas desde Quart de Poblet. Al año siguiente, 1904, destaca la celebración del Gran Premio de la Unión Velopódica Española, «con motivo de la cual se celebrará el día 15 de mayo (día de la carrera) una paella en la Masía de San Onofre de Quart de Poblet». El itinerario de la carrera recorrería desde el kilómetro 345 al kilómetro 295 de la carretera de Madrid a Castellón (de Utiel a Quart de Poblet); efectuándose en esta edición la salida «a las 7h desde la Masía de Quart de Poblet».

El fútbol también fue noticia cuando en 1929 se federa el primer equipo: el C.D. Quart. Sus rivales directos eran Torrent, Manises o Paterna y sus partidos causaban gran expectación: «La lucha fue muy animada, jugándose fútbol de gran calidad y exento de brusquedades… Sobresalieron Ameal, Paquito, Llago y Pepín del Cuart». Sobre los orígenes del fútbol en Quart ya hemos escrito en otro artículo que podéis consultar aquí.

Llegada la década de 1930 Quart es el municipio de la gran figura de la pilota valenciana: el Xiquet de Quart, que llena trinquets y hojas de periódicos al disputarse la supremacía en el mundo de la pelota con Xiquet de Llanera y Juliet d’Alginet.

  • CELEBRACIONES RELIGIOSAS:

            “La Passejà”, el Corpus y las fiestas patronales

Las celebraciones religiosas de Quart fueron retratadas también en la prensa de finales del XIX y principios del XX. El 9 de junio de 1903 la Passejà de Sant Onofre ocupaba un amplio espacio de los diarios: «Hoy han comenzado en el cercano pueblo de Cuart las fiestas a su patrono cuya imagen será bajada esta noche desde su ermita al templo parroquial… por la mañana habrá misa y por la tarde una función religiosa y en los alrededores de la ermita habrá porrat durante todo el día».

No menos han sido siempre las fiestas patronales de septiembre, y ya en 1903 se escribía sobre ellas «dedicadas a San Onofre, Santísimo Cristo, Virgen de la Luz y de la Buena Muerte. Durarán 4 días. Habrá dianas, funciones religiosas con panegíricos encargados a los mejores oradores sagrados de la región, conciertos vespertinos en la Plaza Mayor —hoy Pl. Valldecabres— por la banda de este pueblo, tracas, masclets, corridas en sacos y de gallos, y algunos nuevos festejos».

Resalta entre los acontecimientos religiosos que fueron de interés mediático a final del siglo XIX, la participación del anda de Sant Onofre en la procesión del Corpus de Valencia de 1893 y la declaración del patronato canónigo de Sant Onofre en 1896. El 5 abril 1896 un breve pontificio enviado al arzobispo de Valencia, declaraba el patronato canónigo de San Onofre para Quart de Poblet; y aunque el anacoreta ya se veneraba en el pueblo como santo patrono, «La noticia fue recibida con gran júbilo y echándose las campanas á vuelo».

En esta época también tuvieron lugar distintos nombramientos religiosos que fueron recogidos por la prensa. Así el 13 octubre 1878, el quartero Juan Sancho y Morante cantó su primera misa en la parroquia de San Andrés (Teruel) «congregándose en el acto no pocas familias de su pueblo natal», que se habían desplazado desde Quart a Teruel para acompañarlo en esa fecha destacada. Años más tarde, el 15 diciembre 1897 el cura ecónomo de Quart, Antonio Tormo, es nombrado regente de la parroquia de Jalón y es substituido en Quart por Don José Palacios Molina. Iniciado ya el siglo XX, el 11  de agosto 1904 el Vicario Capitular, Dr. Rocafull, nombrará a Federico Luna Bargeres regente de Quart.

  • EDUCACIÓN

Los progresos educativos también tuvieron sus titulares en papel. Así el 23 de marzo de 1904 se podía leer sobre la concesión de una biblioteca para los vecinos: «el Ministro de instrucción Pública concede a Quart a instancias del diputado a Cortes Pascual Guzmán, interesado por el diputado provincial Juan Bautista Valldecabres, una escogida y nutrida biblioteca popular». Años antes, la prensa ya anunciaba cambios en el mundo escolar de Quart. Así, doña  Francisca Bellver y Terrasa fue trasladada desde Montanejos (donde obtuvo plaza en 1870) a la Escuela Pública de Quart de Poblet el 26 de noviembre de 1875, donde ejerció como maestra.

En 1885, durante las oposiciones de octubre sale vacante la escuela de niños de Quart de Poblet. Y unos años después, en enero de 1889 el Boletín Oficial publicaba el concurso de ascenso para proveer de maestros las escuelas de niños que estaban vacantes, entre ellas la de Quart de Poblet, dotada de 825 pesetas. Se especificaba que además del sueldo estipulado se proporcionaba casa y retribuciones.

Y hasta aquí la entrega de hoy…

La hemeroteca es una fuente inacabable de noticias, de nombres, de anécdotas; aunque su consulta es un trabajo costoso y arduo. Recorte a recorte, titular a titular y página a página, vamos recomponiendo y recordando la historia más reciente de Quart, esa que normalmente no sale en los libros de historia, esa que formaba parte del día a día de los vecinos de Quart, de su rutina informativa, en una época donde ni la televisión ni las nuevas tecnologías copaban la vida cotidiana, y donde los diarios, los tabloides y la prensa eran casi la única ventana al mundo exterior. Sirva también este artículo como humilde homenaje y como reivindicación del valor y la importancia de la prensa escrita tanto pasada como actual.

A. Moreno

Referencias:

  • Levante-EMV extra Quart de Poblet (5 septiembre 2014)
  • Sancho, Pep; Sancho, Cento (1993): Contes per als néts: el Quart de Poblet de primers de segle. Ajuntament de Quart de Poblet.
  • Coll Ferrer, Vicente (1984): Geografía, origen e historia de la muy leal y heroica villa de Quart de Poblet. Ajuntament de Quart de Poblet.
  • Hemeroteca
Anuncis

One response to “Hemeroteca histórica: Quart fue noticia…

  1. Very good blog! Do you have any tips for aspiring writers? I’m planning to start my own site soon but I’m a little lost on everything. Would you advise starting with a free platform like WordPress or go for a paid option? There are so many choices out there that I’m completely confused .. Any sungtseiogs? Thank you!

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s